Creado en Domingo, 15 Febrero 2015 14:00

PRESENTACIÓN DE LAS FALLERAS MAYORES DE NA JORDANA, 2015

Eran las 9.00 h y Nyas! el sol salió de su escondrijo para hacer compañía a nuestras representantes uno de los días más esperados por ellas. Desde sus respectivos hogares Natàlia y Aina, a ritmo de tabal y dulzaina, se desplazaron hasta el teatro Talía, donde Guillem y Pere, haciendo las veces de anfitriones de los más pequeños y de los mayores, las esperaban junto a los primeros espectadores que se reunían impacientes a la puerta del teatro.

Poco a poco, la sala se llenó hasta la bandera y el ambiente de estreno empezó a respirarse. La capacidad de convocatoria de la comisión que ostenta el récord de primeros premios de presentaciones falleras se hacía patente un año más.

Eran las 11.30 h cuando la emisión dramática y televisiva, llena de humor penetrante y un poquito de caspa que Na Jordana había preparado a tal efecto empezó. Desde aquel momento, con un ritmo trepidante, se sucedieron las escenas, audiovisuales, coreografías, acciones que implicaban la participación activa del público y como colofón, un inusual e innovador apoteosis conjunto estéticamente impecable que arrancó los aplausos de los espectadores.

Na Jordana demostró que la competitividad no hace la dignidad y que la solemnidad no está reñida con la crítica propia de las Fallas. Y sobre todo que dentro y fuera del ámbito del teatro fallero no hay colectivos de primera o segunda división, sino, cuadros escénicos que, participan o no en un concurso, siempre serán garante de calidad.

Enhorabuena al extensísimo plantel de actores pequeños y mayores (todos al mismo nivel de excelencia), bailarines y bailarinas, coordinadores, coreógrafos, regidores y regidoras de escena, realizadores de audiovisuales, guionistas, fotógrafos, jordaneros por el mundo, tramoyas, traspuntes y participantes en los cameos, por vuestra profesionalidad. Sin duda entre todos hemos demostrado que formamos parte de un todo, del cual sabemos mantener dignamente el talante y el nombre, como ya dejamos patente “Haciendo fiesta”.